¡Amiga date cuenta!

¡Amiga date cuenta!

El nudo en el estómago

¿Has sentido el gusanito en la boca en el estómago que te dice “Algo no está bien”?

Suele sentirse cuando estamos incómodos ante una situación o pensamos que lo que estamos haciendo nos meterá en problemas. Sale también cuando no tenemos el control de la situación. Ese gusanito suele ser nuestra mente, nuestro cuerpo, y nuestro corazón diciendo: haz algo!

Primero lo dejamos pasar. Pensamos “no es nada” o “que raro” sin darle más importancia. Y así es como paulatinamente la relación se empieza a volver tóxica.

La segunda vez pensamos, ¿es normal sentirme así? Es la segunda ocasión cuando se define si lo volverás a sentir o si dices algo al respecto. Si estás leyendo esto es porque lo dejaste pasar una tercera, cuarta, quinta… es más, ya perdiste la cuenta. 

En algún curso de superación personal me dijeron, “cuando preguntas algo no es que no sepas la respuesta, es que quieres que alguien más te lo reafirme”. No, no estábamos hablando de algo técnico como preguntar por qué el cielo es azul o cómo se construye una casa. Hablo del tipo de preguntas como “¿Mi pareja en verdad se preocupa por mi?” “¿Debería hacer esto aunque no me sienta cómoda?” 

Si te lo estás preguntando con un nudo en el estómago, es porque SABES que no está bien, que no te va a hacer bien o que estás en una situación incómoda. A la pregunta “¿Mi relación es tóxica?” o “¿La relación de mis amigos es tóxica?” Te contestaré que hay una razón por la que estás leyendo esto, o una razón por la que alguien te mandó este artículo.

Si lo que quieres es que alguien reafirme lo que estás pensando, te haré las siguientes preguntas. Si contestas a más de 5 preguntas un “SI”, entonces esta es la reafirmación que estabas buscando:

  • ¿Sientes que no recibes en la misma cantidad que das? (cariño, atención, apoyo)
  • Cuando la otra persona hace algo que te molesta, ¿terminas pidiendo disculpas tu?
  • ¿Pides que cambie una actitud que te lastima pero cada vez se vuelve más grande?
  • ¿Te comportas a la perfección pero tu pareja desconfía de ti?
  •  ¿Tienes la contraseña de tu pareja de redes sociales y te metes a ver con quién ha hablado y de qué?
  • O por el contrario, tu pareja te revisa a ti toda tu actividad con tu contraseña?
  • ¿Te pide tu ubicación en todo momento y exige saber con quién estás?
  • ¿Estás con tu pareja pero no confías ni en un 0.0009% en que te será fiel?
  • ¿Te reprocha cosas por las que no eres responsable?
  • Si estás con alguien que no aprueba, ¿te exige que dejes de ver a esa persona?
  • ¿Te critica tu manera de ser o de vestir pero es “de broma”?
  • ¿No puedes decir tu opinión por medio de enfadar a tu pareja?
  • Cuando te hace una “crítica constructiva” ¿lo percibes más como si te estuvieran juzgando y burlando de ti? 
  • ¿Miente y lo niega cuando descubres la verdad (aunque tengas pruebas)?
  • ¿Miente y culpa a otra persona (o al alcohol) por lo que sea que esté mintiendo?
  • ¿Cuando toma terminas tu cuidandol@ hasta el amanecer y al otro día no recuerda lo que hizo/dijo?
  • ¿Tus amigos te aconsejaron que te alejaras de esta persona?
  • ¿Tus amigos han dejado de hablarte porque nunca puedes salir con ell@s?
  • ¿Dejaste de contarle a la gente de tu relación por miedo a que te critiquen?
  • ¿Cambiaste tu forma de ser para agradarle más?
  • ¿Te ha pedido dinero “prestado” pero ya sabes que nunca te lo va a regresar?
  • ¿Habla con groserías en la sobriedad?
  • ¿Se dirige a ti con groserías cuando toma?
  • ¿Sigues en tu relación porque no sabes que harías sin esa persona?
  • ¿Te da miedo lo que te pueda hacer si algún día te vas?
  • ¿Ha amenazado con golpearte o te ha golpeado?
  • ¿Le has amenazado o golpeado tú?

 

Creo que estas son suficientes ejemplo. Si encontraste lo que estabas buscando (comprobar que estás en una relación tóxica) te pregunto, ahora que lo comprobaste, ¿qué harás al respecto?

Hay obesos que saben que tienen diabetes y prefieren seguir “disfrutando su comida” a cuidarse.

O estudiantes que saben que van a reprobar y siguen faltando a clases y gastando el dinero de la colegiatura.

Incluso mujeres embarazadas que saben que fumar afecta su salud y la de sus hijos pero “no pueden vivir sin el cigarro”.

Mi punto no es confundirte, es hacerte ver que ya tienes un paso dado, el primero y puede que más importante, saber que estás en una RT. Pero el saberlo no cambiará el hecho de que estés ahí.

Bueno, y ahora… ¿qué?

Si mientras contestabas te diste cuenta que si hay muchas señales rojas en tu relación, el siguiente paso es ver qué es lo que quieres. Tienes muchas opciones frente a ti, desde seguir con tu relación, ir a terapia, cortar, tratar de arreglar las cosas, buscar ayuda con un psicólogo…

¿Qué quieres?

Si no estás segura aún de qué quieres hacer (), te aconsejo hacer una introspección. 

Esta introspección va de responder honestamente a estas preguntas:

  • ¿Cómo llegaste a esta relación tóxica? 
  • ¿Por qué te quedaste? 
  • ¿Querías sentirte querida? 
  • ¿Sabías que esta persona era como lo es hoy o fue cambiando poco a poco? 
  • ¿Cuáles fueron las primeras banderitas rojas?
  • ¿Cómo te sientes cuando piensas en esta persona?
  • ¿Cómo te sientes cuando estás con esta persona?
  • Si pudieras volver el tiempo, ¿volverías a estar con é?
  • ¿Qué cambiarías?
  • ¿Cuáles han sido los momentos más bonitos que han tenido juntos? (piensa en TODOS)
  • ¿Cuáles han sido los momentos más feos/difíciles en la relación? (piensa en TODOS)
  • ¿Eres feliz?
  • ¿Tienes miedo?
  • ¿Estás ahí porque amas a tu pareja, o porque ya es costumbre?
  • ¿Cómo te imaginas de aquí a un año? ¿Aún con tu pareja?

Escribe una carta o un cuento. Desahógate contando tu historia y todo lo que has pasado en ella. 

Esta carta/cuento es para ti, para nadie más. 

Mientras escribas y te contestes las preguntas anteriores, te darás cuenta de muchas cosas. Tienes que ser muy muy muy honesta, si no este ejercicio será una mentira bonita.

Recuerda que esta carta es para ti, no para tus amigas ni tu familia. No te preocupes, nadie te va a juzgar. 

Puede ser algo poco estructurado, ni siquiera tienes que acabarla en este momento, pero empezar es el segundo paso para salir o sanar tu RT. 

No lo pienses mucho. Toma una hoja o abre las notas en tu teléfono y empieza por el principio de tu historia, desde las circunstancias como se conocieron. 

Y respira. Respira mucho. 

Sé lo difícil que es empezar a tomar acción en arreglar o querer dejar una RT, y sé que al inicio no puedes imaginar tu vida soltera o sin esta persona.

Créeme, después de el primer paso, introspección, todo se vuelve mucho más claro para seguir adelante. 

Baby steps.

Leave a Reply

Close Menu